Recién nacido en invierno: cuidados básicos para el frío

Este invierno tiene pinta de que será duro con mucho frío por delante. Los recién nacidos necesitan de especial cuidado pues en sus primeros 30 días de vida son más propensos a las infecciones y a coger cualquier bacteria.

Durante el invierno el cuerpo de un adulto utiliza gran parte de su energía en mantener los niveles de inmunidad óptimos pero un recién nacido viene al mundo con un sistema inmunológico débil y es por esto que necesitan más cuidados durante el invierno.

Aquí te muestro algunos tips que me sirvieron en su día (cuando Leíto estaba pequeña) y algunos consejos que se han quedado en mi mente luego de trabajar tantos años en puericultura:

1. Mantén tu casa calentita. Entre 16 y 20 grados estará bien pues tampoco queremos agobiar al peque de casa. Cierra las ventanas de la estancia en donde esté tu bebé para evitar que entre viento helado.

2. Ten un humificador. Mira que yo no los vendo (aún) en mi tienda pero me parece algo súper importante. El humificador ayuda a mantener la temperatura y humedad apropiada en la habitación en la que esté tu bebé. Ojo que no digo una calefactor o radiador, el humificador mantendrá la piel de tu bebé en perfecto estado además de que tiene muchos beneficios para sus pulmones.

3.En los días más fríos del invierno evita el jabón. El jabón aunque sea especial para peques puede secar la piel de tu recién nacido y recuerda que no es necesario bañar a tu bebé tantas veces durante los primeros días de vida. Si quieres saber más sobre esto puedes leer nuestro post aquí.

4. Un tip que ha sido salvador para mi es poner una bolsita con agua caliente en la minicuna o cama en la que vaya a descansar el bebé para que esté calentita la zona. La bolsa NO debe de estar en la cama cuando el bebé esté en ella, hay que ponerla un rato antes y siempre comprobar con el tacto que no esté muy caliente que sea un calor confortable y relajante.

5. Para dormir durante la noche yo voto por vestir al bebé con un pijama de cuerpo completo, que sea de algodón orgánico, suave y sin químicos.

6. Si crees que aún es necesario ponerle una mantita encima que sea ligera, suave y tienes que asegurarte de que en ningún momento tape su carita y respiración.

7. Una vez que tu bebé esté dormido recuerda que tienes que supervisarlo casa cierto tiempo para chequear si está sudando o tiene respiración rápida.

¿Tú qué técnicas empleas para que tu bebé esté muy cómodo en invierno?

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados